Tratamientos de belleza

La mayoría de los Spa también ofrecen, entre sus servicios, la posibilidad de realizarse algún tratamiento de belleza con diferentes técnicas que ayudarán a cumplir diferentes objetivos. Existen diferentes tratamientos de belleza en los Spa, en los que la mayoría pretende mejorar la apariencia de la piel, eliminando arrugas y dando un aspecto mucho más rejuvenecido a la piel. Para este tipo de tratamientos, suelen utilizarse diferentes productos naturales. En muchos Spas se suele usar el fango o barro para hacer mascarillas y también algunas hierbas y flores que también aportan propiedades beneficiosas a la piel.

Además de los tratamientos de rejuvenecimiento, en los Spa también suelen llevarse a cabo tratamientos hidratantes para conseguir una piel más suave y con mayor elasticidad. Para este tipo de tratamiento, suelen utilizarse cremas y mascarillas que contienen diversas vitaminas que ayudan a la piel a recuperar su elasticidad, su suavidad y su tersura.

Otro tratamiento de belleza muy común en los hoteles Spa es la limpieza de cutis. Con este tratamiento, lo que se busca es tener un cutis más sano y más limpio. Para conseguir esto se procede a exfoliar la piel para liberarla de las células muertas e impurezas.

Con todos estos tratamientos se consigue obtener una piel mucho más sana y renovada, así como también una apariencia más juvenil y relajada.

Algunos hoteles Spa también ofrecen entre sus tratamientos de belleza otros servicios, como pueden ser un servicio de peluquería, de depilación, de podología o manicura para poder volver del Spa con una imagen totalmente renovada.